Evaluación de desempeño

Una de las tareas para el departamento de recursos humanos es la evaluación de desempeño laboral esta evaluación es un instrumento que permite la comprobación del grado de cumplimiento que alcanzan los objetivos individuales de cada persona que trabaja en la organización.

Al desarrollar este proceso podemos medir el rendimiento, la conducta de los profesionales que la integran y la obtención de los resultados de una manera integral, sistemática y objetiva.

Es necesario llevar a cabo esta prueba de manera periódica ya que nos permitirá obtener información necesaria para tomar decisiones de manera correcta y acertada. Si el desempeño coincide o supera a los objetivos fijados, habrá que alentar a los empleados en la continuidad del cumplimiento de objetivos. Por el contrario, si este no alcanza los objetivos, es importante detectar los problemas, necesidades y los factores que intervienen para corregirlos y lograr lo propuesto.

Es necesario repetir de forma periódica esta actividad, ya que una organización debe estar en constante evolución y, por tanto, también su personal. De esta manera se consigue fidelizar al trabajador, mejorar los resultados, aumentar la productividad, la calidad y mejorar las relaciones entre superiores y empleados.

¿Qué es lo que se evalúa?

La evaluación del desempeño laboral se centra en evaluar:

  1. Personalidad, cualidades, aptitudes y comportamiento de la persona.
  2. Grado de contribución del empleado a los objetivos propuestos o el trabajo requerido o a la organización depende del puesto que evaluemos.
  3. Potencial que hay que desarrollar.

Para ello, se deben evaluar los siguientes aspectos individuales de cada uno de los integrantes de la compañía:

  1. Conocimiento del trabajo que desempeña.
  2. Grado de calidad del trabajo que realiza.
  3. Cómo se relaciona con el resto de personas que integran la organización.
  4. Estabilidad mental y emocional.
  5. Capacidades analíticas y de síntesis.

¿Cómo se desarrolla la evaluación del desempeño laboral?

Es necesario establecer un plan de evaluación previo a la evaluación ya que se trata de un proceso sistemático y por lo tanto debemos fijar ciertos aspectos tales como:

  1. ¿Qué va a ser evaluado?
  2. Forma de realizar la evaluación.
  3. Período de tiempo que se va a evaluar.
  4. Período de tiempo que va a durar.
  5. Tiempo en el que se va a repetir (semestral, anual, etc.).
  6. Quién la va a realizar (una empresa externa es más recomendable, puesto que los evaluadores no están influenciados por percepciones personales ni prejuicios).
  7. Qué medidores van a ser utilizados para poder cuantificar el desempeño. (calidad, oportunidades, productividad, motivación, desempeño, etc.)

Todo este proceso debe realizarse mediante una técnica que no resulte difícil o aburrida para que las personas que forman parte de nuestra organización se sientan integradas y comprendan que la evaluación ayudará a mejorar su desempeño y lograr mejores resultados. En ningún momento debe ser percibido como algo negativo.

Este tipo de evaluaciones deben estar enfocadas en el desarrollo de los empleados y debe estar en completa unión con la estrategia empresarial. Los evaluadores deben aportar conocimientos, técnicas y consejos para obtener mejoras, mientras que los empleados deben participar de forma activa y comprometida ya que los resultados serán fundamentales para medir y analizar factores como, habilidades, capacidades, productividad, motivaciones, etc. que son consideradas importantes en la organización.

Métodos de evaluación

Existen diferentes métodos que se pueden usar, dependiendo de cada empresa, puesto que debe tener un diseño personalizado basado en las características y necesidades que tenga esta.

  1. Autoevaluación: el empleado evalúa su puesto de trabajo, su desempeño y a la organización.
  2. Evaluación por iguales: los trabajadores que ocupan un mismo cargo o están en un mismo nivel, evalúan a la organización, al desempeño conjunto, y el puesto de trabajo que ocupan.
  3. Evaluación realizada por subordinados: en este caso, ellos evalúan a sus superiores.
  4. Evaluación realizada por los superiores: aquí los superiores evalúan a sus subordinados.
  5. Evaluación de los clientes: externos a la organización, de los que con ella trabajan, etc.
  6. Evaluación 360º: se trata de un método que integra todas las evaluaciones anteriormente descritas. De este modo, analiza la visión total.

Algunas de las organizaciones más modernas, importantes y pioneras en la gestión del desempeño laboral son: BBVA, Coca Cola, Nissan, Google, Iberdrola, Accenture Latam, etc. En todos los casos, ha aumentado su productividad, han retenido talento y han fidelizado al empleado.

Gestiónrh ponemos nuestros servicios de evaluación a tus ordenes, te invitamos a seguir construyendo mejoras para tu empresa y si necesitas que te ayudemos, no dudes en contactar con nosotros haciendo clic aquí.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *