Evaluación de clima laboral

Ya en la época de los 60`s, se empiezan a gestar los primeros intereses de escuelas de psicología en la relación existente entre la conducta individual y los resultados organizacionales. Para iniciar el estudio de la conducta humano es preciso retomar el concepto de motivación, con idea de “mejorar la calidad de vida dentro de la organización”; ya para 1964 surgen las primeras definiciones de clima laboral.

El “clima laboral” es el conjunto de interpretaciones que realizan los miembros de una organización del medio ambiente humano y físico en el que se desarrolla el trabajo cotidiano. Influye en la satisfacción y por lo tanto en la productividad.

Un buen clima laboral en los equipos de trabajo es muy importante ya que representa el mayor estímulo motivador para los trabajadores; permitiendo que sean capaces de transmitir confianza, seguridad y apoyo a los miembros del equipo; manteniendo un comportamiento ético, y una buena capacidad para el diálogo.

Lograr una mayor satisfacción en el trabajo será siempre un paso positivo a favor del bienestar en la organización y también de la calidad humana.

Mientras que un buen clima laboral se orienta hacia los objetivos generales, un mal clima laboral destruye el ambiente de trabajo ocasionando situaciones de conflicto y de bajo rendimiento. Para medir el clima laboral lo normal es utilizar escalas de evaluación.

Los objetivos de una evaluación de clima laboral radican en:

  • Mejorar el Clima Laboral.
  • Aumentar la motivación de las personas.
  • Hacer crecer el Engagement.
  • Elevar la productividad.
  • Favorecer la atracción y fidelización del talento.
  • Reducción de los índices de Absentismo y Rotación.
  • Subsanar las áreas de conflicto.

Algunos aspectos que se pretenden evaluar son los siguientes:

Independencia. La independencia mide el grado de autonomía de las personas en la ejecución de sus tareas habituales.Favorece al buen clima el hecho de que cualquier empleado disponga de toda la independencia que es capaz de asumir, de acuerdo a su perfil de puesto y el tramo de influencia y control que sea establecido.

Condiciones físicas. Las condiciones físicas contemplan las características medioambientales en las que se desarrolla el trabajo: la iluminación, el sonido, la distribución de los espacios, la ubicación (situación) de las personas, los utensilios para la labor, etcétera.

Liderazgo. Mide la capacidad de los líderes para relacionarse con sus colaboradores. Un liderazgo que es flexible ante las múltiples situaciones laborales que se presentan, y que ofrece un trato a la medida de cada colaborador, genera un clima de trabajo positivo que es coherente con la misión de la empresa y que permite y fomenta el éxito.

Relaciones. Evalúa tanto los aspectos cualitativos como los cuantitativos en el ámbito de las relaciones. La cantidad de relaciones que se establecen; el número de amistades; quiénes no se relacionan nunca, etcétera. La calidad en las relaciones humanas dentro de una empresa es percibida por los clientes.

Implicación. Es el grado de entrega de los empleados hacia su empresa. Es muy importante saber que no hay implicación sin un liderazgo eficiente y sin unas condiciones laborales aceptables.

Organización. La organización hace referencia a si existen o no métodos operativos y establecidos de organización del trabajo.

Reconocimiento. Se trata de averiguar si la empresa tiene un sistema de reconocimiento del trabajo bien hecho. Cuando nunca se reconoce un trabajo bien hecho, aparece la apatía y el clima laboral se deteriora progresivamente.

Remuneraciones. El sistema de remuneración es fundamental. Los salarios medios y bajos con carácter fijo no contribuyen al buen clima laboral, porque no permiten una valoración de las mejoras ni de los resultados.

Igualdad. La igualdad es un valor que mide si todos los miembros de la empresa son tratados con criterios justos.

Las estrategias de evaluación de clima laboral ayudan a atraer y fidelizar los mejores talentos, pero para ello es necesario escuchar las necesidades y actuar en consecuencia, evitando fugas y rotación de personal. En Gestión Rh contamos con un equipo especializado para la evaluación de clima laboral y planes de acción que responden a las necesidades particulares de la organización.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *