Detección de necesidades de capacitación

En Gestión rh estamos comprometidos con la capacitación en las empresas ya que conocemos muy bien los beneficios que conlleva un plan de capacitación, que aporte al fortalecimiento de las competencias de las personas y claro aporte a los objetivos empresariales, creemos también que es el mejor proyecto en el que una empresa puede invertir; una capacitación consiste en un proceso de aprendizaje que se maneja en las organizaciones de manera sistematizada orientada a los empleados para mejorar su desempeño, habilidades y aptitudes logrando así el incremento de conocimiento y desarrollo del capital humano dentro de una empresa, lo cual se traduce en mejores oportunidades de negocio y mejor desempeño.

En muchos casos se ha demostrado que con los planes de capacitación se reduce el absentismo y la rotación ya que incentivan la moral y motivación por su trabajo en el individuo, toda empresa cuenta con personal calificado pero no olvidemos que el mundo está en constante cambio y es necesario entrar también en constante formación.

Los programas de formación deben contar con un adecuado soporte, (instructores, profesores, profesionales calificados), materiales (aulas o salones especialmente acondicionadas) y tiempo, considerando para ello, incluso, el tiempo correspondiente a la jornada laboral. Las empresas comprometidas con la calidad total invierten en el desarrollo de sus colaboradores, con entrenamiento, capacitación, coaching, mentoring, etc., pues reconocen que estas inversiones agregan valor de la organización. La finalidad es que el capital humano sea más eficiente.

¿Cómo podemos detectar necesidades de capacitación?

Cuando existe una necesidad de formación suele observarse en los resultados de producción, bajas ventas, pérdida de cartera de clientes, entre otras. La detección de las necesidades de capacitación se puede efectuar considerando:

El sistema organizacional: determina la importancia que se dará a la capacitación, es decir, este análisis verifica todos los planes, fuerza de trabajo, eficiencia organizacional, clima organizacional, costos involucrados y los beneficios. Este análisis define los objetivos de la capacitación, de acuerdo a las necesidades de la organización.

Recursos humanos: procura constatar si el recurso humano es suficiente, en términos cuantitativos y cualitativos, para cubrir las actividades presentes y futuras de la organización, ya que el funcionamiento de la empresa presupone que los empleados cuentan con las habilidades, los conocimientos y las actitudes que desea.

Operaciones y tareas: se efectúa a nivel de puesto y se sustenta en los requisitos que éste exige a su ocupante, es decir, considerar los puestos para los cuales las personas deben ser capacitadas. Identificar tareas así como las habilidades y aptitudes para desempeñarlas.

Es importante señalar que en México la capacitación es una obligación del patrón, según la ley federal del trabajo en su título cuarto, capítulo I, artículo 132 y capítulo III bis, artículo 153.

Incrementar el talento y la competitividad es la clave para una empresa exitosa, lo cual es un constante trabajo, se logra cuando consistentemente se incrementan las habilidades y actualizan los conocimientos, se fortalecen a los colaboradores en la experiencia y actitudes a este proceso le llamamos “capacitación”.

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *